Ministros Extraordinarios de la Comunión


Uno de los cambios llamativos en la renovación litúrgica ha sido la creación de los ministros extraordinarios de la comunión, para dar a Jesús, dentro o fuera de la Misa.

En el año 1973, la instrucción Immensae Caritatis establecía los motivos y las modalidades de esta distribución de la Eucaristía por parte de los laicos: dentro de la misa, y/o llevar la comunión a los enfermos.

Pocos años después, aproximadamente en el año 1979, el Párroco P. Pedro Rothar, vio la necesidad de introducir este ministerio en nuestra Parroquia, designando 3 ministros para la distribución, en un principio, de la comunión dentro de las Misas.

En los años siguientes fueron designados nuevos ministros extraordinarios, comenzándose además, a llevar la comunión a los ancianos y enfermos, quienes hasta ese momento eran atendidos por los sacerdotes, diáconos y religiosas.

Corresponde al Obispo de la Diócesis designar a estas personas. El Párroco, después de consultar a sus colaboradores, presenta al Obispo los nombres de las personas que desea sean designadas para este Ministerio. Los propuestos deben realizar algunos cursos establecidos por el Arzobispado y posteriormente el Sr. Arzobispo o su Vicario los designa oficialmente por un plazo de dos años y si el Párroco desea que continúen, tendrá que pedir su renovación presentando oportunamente la petición correspondiente.

Actualmente nuestra Parroquia cuenta con más de 20 ministros extraordinarios de la comunión, cuya función principal es la de llevar la Santa Comunión a aproximadamente 200 ancianos y enfermos en sus domicilios o el Hogar Casa Sagrada Familia, como así también colaborando en la distribución de la Eucaristía en las distintas Misas y celebraciones.

Coordinador: Diego Román – TEL. (03404) 461 979